Leonardo Andreu: “La minería puede ser una salida de desarrollo para la provincia”

Los Andes | Online

Economía

Leonardo Andreu: “La minería puede ser una salida de desarrollo para la provincia”

El presidente del CEM propone volver a discutir la ley que prohíbe la explotación minera metalífera. Afirma que las inversiones en Mendoza no se han diversificado y se mantienen concentradas en pocas firmas. Indicó también que no hay un clima de “euforia” entre los empresarios locales.

domingo, 24 de marzo de 2013

Por Jaquelina Jimena – jjimena@losandes.com.ar

Para Leonardo Andreu, presidente del Consejo Empresario Mendocino (CEM), la actual realidad económica luce conservadora para los planes de expansión de las firmas.

El parate de Vale dominó su charla y si bien fue mesurado en cuanto a las consecuencias que pueden desencadenarse sobre Mendoza, también remarcó su preocupación por la pérdida de miles de fuentes de trabajo. “Es como si cerraran cuatro Impsa en la provincia”, reflexionó durante su charla. Para el dirigente empresarial, la decisión de Vale de no continuar su proyecto insignia y el más importante del país deja un final abierto.

Afirmó que en estas instancias es esencial que el gobierno provincial asegure que respetará los contratos y que la provincia es una tierra donde existe seguridad jurídica. “Hay que dejar una buena imagen a los futuros inversores”, deslizó el empresario.

-La ida de Vale, ¿corrobora que Mendoza no ofrece un buen clima para los inversores?

-No, no lo creo. La minera brasileña tuvo un problema puntual, conjugado por circunstancias externas relacionadas a los precios de commodities tanto del hierro, como del potasio. El análisis les arrojó que la ecuación económica financiera les fue cambiado. En Mendoza ahora dicen que en el momento del análisis del proyecto se hubiera hecho algo, pero la provincia no tiene nada que ver con esta decisión de Vale de irse de aquí. De todas formas, me preocupa la pérdida de miles de puestos de trabajo; ciertamente hay que buscar otras alternativas.

-¿Y que le parece la idea de que el gobierno provincial sea partícipe del negocio del potasio?

-Debería ver cuál es el alcance de la intervención del Estado. Codelco la principal explotadora de cobre de Chile, tiene una intervención muy fuerte del Estado. La intervención del gobierno no lo hace ni bueno ni malo al proyecto. Hay que ver que el análisis económico sea sustentable en el tiempo. Lo importante que el recurso natural está, y eso es bueno. Hay que ver el precio internacional del commodity porque si Vale se fue, implicaría tener un mal negocio en la provincia; si no es negocio para Vale posiblemente no lo sea para otro inversor. Hay que tender a que Potasio Río Colorado sea sustentable, lo que significa que puedan retornar las inversiones de los accionistas y sea económicamente viable para todos. La minería puede ser una salida de desarrollo para la provincia.

-Está hablando de minería no metalífera…

-No. Hablo de minería metalífera sustentable.

-Pero hay una ley que prohíbe la aplicación del uso del cianuro a cielo abierto en la provincia.

-Sí, pero hay que volverla a discutir. Hoy la minería es desarrollada en todo el mundo, y esto engloba a países desarrollados como Australia, Canadá, y no tienen ningún tipo de inconvenientes. En esos países convive la minería con la agricultura en forma pacífica; es posible hacer minería en forma sustentable con controles. Toda actividad económica tiene su impacto, los seres humanos por vivir tenemos consecuencias en el medio ambiente. Ciertamente la minería puede generar riquezas.

-¿Esto implicaría adoptar el modelo sanjuanino?

-No sé si se puede hacer. El mayor problema en Mendoza es sobre  quién va a controlar y cómo se van a realizar los controles. Una forma es que todos los involucrados participen como actores ambientalistas, los pueblos originarios, autoridades provinciales y municipales. La minería es una actividad que puede expandir la matriz productiva y  la inversión de la provincia.
-Una de las razones que esgrimió Vale a la hora de abandonar el proyecto fue el tema impositivo con el IVA, a la hora de invertir. ¿Qué papel juega el factor impositivo?

-Es un cúmulo de situaciones que se colocan en el tablero de comando. Al inversor le interesa el crecimiento del mercado al cual le venderá su mercadería; e internamente, la cercanía a los lugares de consumo, la capacitación de su gente, la celeridad de los trámites administrativos. El tema impositivo es un punto a considerar, pero es sólo uno más, y en el caso de Vale fue un factor que se agregó a la decisión que tomaron.

-Según un informe del CEM en 2005 las inversiones en la provincia estaban poco diversificadas y estaban concentradas en pocas firmas. A 8 años, ¿este modelo cambió?

-No ha cambiado. Sigue siendo la misma base, conformada por la  presencia de hidrocarburos y agroindustria traccionada por la metalmecánica.

-De acuerdo a su criterio, ¿cuáles son las fortalezas y debilidades del modelo de inversión de la provincia?

-La existencia de recursos naturales es una de las grandes fortalezas, por eso hago hincapié en el desarrollo de la minería y de la vitivinicultura. El turismo también está relacionado con el recurso natural. En cuanto a las debilidades, pasan por la infraestructura de caminos,  de accesos, y de desarrollo energético. Me gusta de la provincia la seguridad jurídica y política, que no se da en otras regiones y que es un muy buen marco para las inversiones. Es un modelo que me agrada más que otras provincias que se manejan como si fueran feudos. En Mendoza existen tres partidos políticos con balance de poderes, hay más garantías democráticas que en otras provincias. Quizás implique mayores demoras en la toma de decisiones, pero existe garantía constitucional de equilibrio de poderes.

-¿Cómo vislumbra el clima de inversión de los empresarios mendocinos?

-En forma genérica, hay una visión conservadora que está marcada por un contexto internacional. En la actualidad, hay una tendencia a que todos los países se cierren como resultado  de la crisis europea, que resuena en todo el mundo. A nivel nacional, hay una preocupación por el incremento en los costos. Ciertamente hay una actitud cautelosa y conservadora. No se nota un clima de mucha euforia por invertir entre los empresarios mendocinos.

-Y en el caso de su firma, ¿van a realizar alguna inversión este año?

-Sí, pero producto de nuestra actividad. Todos los años requerimos renovar el 10% de nuestra flota para que no se torne obsoleta y no perder capital. Este año lo vamos a ejecutar, pero sin pensar en crecimiento o contratar personal. A nivel volumen, es mantener el mismo nivel que en 2012. Nuestros clientes tampoco realizarán grandes inversiones.

Perfil

domingo, 24 de marzo de 2013

Leonardo Andreu (39) es casado y tiene dos hijos. Se recibió de abogado en la Universidad de Mendoza y también es magister en Derecho Empresario. Está a cargo de la gerencia administrativa y de personal de Transportes Andreu. A la hora de evaluar su trabajo en la firma familiar, el empresario remarcó que facilita mucho sus tareas cotidianas el trabajar con sus hermanos.

“La confianza y la comunicación que se logra es mucho más intensa”, afirmó el empresario. Eso sí, su rol le exige estar las 24 horas pendiente de la firma. Entre las anécdotas, Leonardo afirmó que algunas sobremesas de los asados dominicales junto a sus hermanos están matizadas por la realidad de la firma que dirigen.