Gasto público, salarios y presión fiscal récord

Gasto público, salarios y presión fiscal récord

Según un informe del CEM, las erogaciones corrientes representan el 21,3% del PBG y en personal se gasta el 60%. La presión fiscal se dispara y no hay dinero para obras.

por Federico Manrique @fede_manrique

25 de Marzo de 2013

En 2003 las erogaciones totales del Estado provincial representaban el 11,5% del PBG de Mendoza. Hoy llegan al 21,3%.

El Consejo Empresario Mendocino (CEM) alerta en su último informe sobre el fin del ahorro corriente del Estado, al tiempo que se recortó al mínimo la inversión en obra pública en un contexto donde nunca antes el gasto público provincial tuvo una participación tan elevada en la economía de Mendoza. Y la receta para financiar a un Estado cada vez más grande y con un gasto en personal récord, es elevar más la presión fiscal.

A continuación los principales puntos y conclusiones del último y revelador informe del CEM:

1-Sin ahorro y con mínima inversión. 
Hay un paulatino deterioro del ahorro corriente del Estado provincial en los últimos años, advierte el informe del CEM. El ahorro corriente (diferencia entre ingresos y gastos) como porcentaje de recursos corrientes se extinguió, luego de haber alcanzado un máximo del 18,8% en el 2005.

El 2012, con recursos corrientes por $14.985 millones y gastos corrientes por $14.988 millones, cerró con un déficit de $3 millones, una cifra sensiblemente más baja que los $131 millones de rojo con el que cerró 2011, pero deficitaria al fin teniendo en cuenta los resultados positivos logrados desde 2003 hasta 2010.

Esta situación adquiere relevancia pues condiciona la capacidad para realizar erogaciones de capital (obra pública financiada por la provincia) en un contexto en el que se vislumbran dificultades para obtener financiamiento de otras fuentes.

En todo el 2012, las erogaciones del Estado provincial alcanzaron los $16.060 millones. De ese total, el 93,3% fueron gastos corrientes y sólo el 6,7% erogaciones de capital ($1.072 millones). Sólo en el 2011, la relación era 88,2% para gastos corrientes y 11,8% de capital.

Según advierte el estudio del CEM, el Presupuesto 2012 preveía $2.142 millones en concepto de erogaciones de capital, de los cuales se ejecutaron sólo $1.072 millones (50% de lo presupuestado), un monto inclusive menor, en términos nominales, que las erogaciones de capital ejecutadas en 2011 ($1.475 millones sobre un gasto total de $12.540 millones).

2-Más peso del empleo público y dinero a los municipios.
Sobre un total de gastos corrientes en 2012 de $14.988 millones, la partida Personal absorbió $8.924 millones, esto es un 59,5% del total, que si se suman los $151 millones gastados en contratos de Locación de Servicios, el porcentaje llega al 60,5% del gasto corriente total del Estado provincial. Nunca antes en los últimos diez años el empleo estatal (personal contratado y locación de servicio) se había llevado tanto. Para tener una idea: de cada $10 que gasta el Estado en Mendoza, $6 van a salarios. Un dato histórico: entre 2003 y 2012 el gasto en personal se multiplicó por 10,9 veces, mientras que los recursos corrientes (ingresos del Estado) aumentaron sólo 8,5 veces en igual período.

Sólo en 2012 la partida de personal creció un 41%, alcanzando los $8.924 millones, cerca de $1.100 millones por encima del presupuesto votado en 2012, que estimó un crecimiento del 23% en esta partida. Los datos oficiales arrojan que las erogaciones en personal vienen creciendo a un ritmo mayor que el gasto corriente desde 2007, con excepción del 2010, destaca el informe del CEM.

Un dato significativo, es que dentro de los gastos corrientes del Estado la partida destinada a “Intereses y gastos por la deuda”, que en el 2003 representaba el 7% del total, llegando al 7,9% en 2006 ($253 millones), en el 2012 bajó hasta el 1,3% ($192 millones). La mala noticia es que este sensible ahorro en los servicios de la deuda pública de Mendoza, no se tradujo en mayor ahorro por parte del Estado ni en una menor presión impositiva. Todo lo contrario.La otra partida importante son las transferencias a municipios, que en 2012 se llevaron el 27,3% de las erogaciones corrientes del Estado ($4.099 millones), un porcentaje menor al 28,2% que recibieron en total los municipios durante el 2011.

3-Gasto público como porcentaje de la economía. 
Otro aspecto que se destaca es el crecimiento relativo del gasto público provincial en relación al PBG, indicador que mide el tamaño de la economía mendocina. En 2003 las erogaciones totales del Estado provincial representaban el 11,5% del PBG de Mendoza, en tanto que para 2012 se estima estará en el orden del 21,3%. Es decir, que en diez años prácticamente se duplicó el peso del sector público en relación a la economía mendocina, al tiempo que en 2012 se alcanzó una cifra récord.

¿Cómo se financió esta mayor participación del gasto público en el PBG? La respuesta es simple: se aumentó la presión fiscal sobre el sector privado para financiar a un Estado cada vez más grande.Esto se debe a que, según advierte el CEM, mientras la economía provincial creció 4 veces en términos nominales, las erogaciones totales lo hicieron 7,3 veces en el mismo período. Esto muestre cómo el crecimiento del Estado en términos económicos no tiene relación con lo que pasó en la economía real de la provincia.

4-Ingresos Brutos y presión fiscal.
Durante el 2012, los recursos corrientes crecieron un 37% respecto del año anterior, ($10.934 millones en 2011 vs. $14.985 millones en 2012), superando incluso el presupuesto votado 2012, que estimaba recursos corrientes por un total de $ 14.606 millones.

La mayor contribución provino de los recursos de origen provincial, que crecieron a una tasa interanual del 50% entre 2011 y 2012, lo que les permitió superar largamente la pauta presupuestaria al alcanzar un total de $7.183 millones (vs. $6.127 millones, presupuesto votado 2012), impulsados fundamentalmente por la recaudación del impuesto a los Ingresos Brutos.

En tanto, los recursos de origen nacional crecieron desde $6.155 millones en 2011 hasta $7.802 millones en 2012 (+27%), unos $670 millones por debajo de lo establecido en el presupuesto 2012 ($8.479 millones) debido, principalmente, a que los aportes no reintegrables (ANR) recibidos fueron menores a los estimados originalmente en el presupuesto.

Ingresos Brutos continúa siendo la principal fuente de recursos de origen provincial y su importancia relativa ha crecido: 75% de los recursos tributarios provinciales provinieron de este impuesto en el 2012, cuando en el 2003 representaba el 55%.

En ese sentido, entre 2003 y 2012 ha aumentado el peso de los recursos tributarios en el total de los recursos provinciales de un 52,4% en 2003 a un 63,4% en 2012. Ingresos Brutos ha adquirido cada vez mayor relevancia entre los recursos tributarios creciendo 20,3 puntos porcentuales, desde 28,9% en 2003 hasta representar el 49,2% del total de los recursos corrientes de origen provincial en 2012. Si se toman en consideración los recursos tributarios de origen provincial, se advierte que mientras que en 2003 Ingresos Brutos constituía cerca del 55% en 2012 representó más del 75%.

Esto se debe a que con la suba y ajuste de las alícuotas de Ingresos Brutos y la generalización de su cobro, con el fin de la tasa cero, desde el Estado provincial se tomó la decisión política de cobrar más sobre el consumo antes que sobre las bienes patrimoniales (Inmobiliario y Automotor). Esto se vio potenciado por la caída en el total de los “ingresos no tributarios”, debido al menor crecimiento relativo de las regalías, ya que en el 2003 representaban el 36,6% de los recursos corrientes de origen provincial, para alcanzar el 16,5% en 2012.

5-Presupuesto y límites a las paritarias.
El Presupuesto 2013 prevé una pauta de gasto de personal de $11.093 millones. Considerando la anualización de los aumentos salariales otorgados en 2012, y en un escenario en el que la planta de personal aumente un 1% en todo el año, el aumento salarial en línea con lo presupuestado podría alcanzar una cifra del 14,8% promedio desde marzo, afirma el estudio del CEM antes de señalar que por cada punto porcentual de aumento en los salarios estatales desde marzo, el gasto en personal total se incrementa en aproximadamente $83 millones.

En un eventual escenario de aumento del 25% promedio desde marzo, la partida alcanzaría un estimado de $ 11.950 millones, superando en $857 millones a lo presupuestado para 2013. “A la luz de lo sucedido en años previos, la partida de personal presupuestada será superada, debiendo encontrar financiamiento en otras partidas, ya sea mediante la obtención de mayores ingresos corrientes (vía mayor presión fiscal), la reducción de otras erogaciones corrientes y/o reducción de erogaciones de capital (menos obra pública), en un contexto en el que, por el momento, seguirá siendo difícil lograr financiamiento de otras fuentes”, advierte el CEM.